sábado, 14 de julio de 2012

jueves, 12 de julio de 2012

martes, 10 de julio de 2012

sábado, 14 de abril de 2012

no voy, no soy, no estoy

Encuentro en el disco de Los Vicentes Molar o morir, recién aparecido en formato físico, una declaración de principios contundente: “no voy, no soy, no estoy” a bautizos ni comuniones, ni ningún tipo de celebraciones de iglesia alguna. Contundencia por el redoble que “no soy” añade a “no voy”, y que remacha “no estoy”.


Y como no parece que vayamos a conseguir que el mundo cambie de base, me queda hacer como John Lennon, imaginar “que no hubiera naciones / tampoco religión”, que él decía que era fácil, aunque advertía que “dirás que estoy medio loco / que soy tan sólo un soñador”, y procurar que no me incordien bodas, bautizos, comuniones, procesiones y sermones de obispos, curas y seglares de la secta de los vaticanistas, que, ahora como antes, están

procurando imponer sus fanatismos óbolos infiernos

a todo aquel que no anhelaba más que ser desatendido relegado

por quienes zaherían hasta la sangre a los tildados de insurgentes

esa laya de apóstatas potenciales vicarios de la contumacia adeptos al error

fornicadores bebedores librepensadores disolutos teófobos

–dice Caballero Bonald en Entreguerras–, y yo sí voy, sí soy, sí estoy en esa laya de apóstatas potenciales, vicarios de la contumacia, adeptos al error, formicadores, bebedores, librepensadores, disolutos, teófobos, ésa es mi tribu, y yo anhelo ser desatendido, relegado, sí, que me dejen en paz.

jueves, 16 de febrero de 2012

dudas (de nuevo)

Recuerdo las frases de El Cifu, “pondré sobre mi contradicción un pedazo de duda”, y de El Roto, “todas las certidumbres me hacen dudar” (que la primera me trajo a la memoria hace casi un año, como conté en la entrada dudas), al leer en Entreguerras esta maldición de Caballero Bonald, entretejido con Montale:

malhaya la memoria que va dilapidando sus acopios de dudas

y acepta las ridículas inercias de lo razonable de lo fidedigno

perchè solo il farnetico è certezza


martes, 14 de febrero de 2012

impunes delincuentes

Leo a Caballero Bonald en Entreguerras:


qué monocorde copia de ruindades la de esa genealogía de egregios

cuya ambición se alía empecinadamente se confunde

con el culto mirífico a la patria al invicto a los despojos de la tradición

a tantos y a tan sacrosantos dogmas defendidos con cruces con fusiles

esa obediencia vejatoria a todo lo demasiadamente intocable

ya cuando la fe en el más allá se asemeja a la impunidad del delincuente


Son sus memorias, pero ¿habla de un tiempo pasado?


domingo, 12 de febrero de 2012

domingo, 22 de enero de 2012

sábado, 21 de enero de 2012

viernes, 6 de enero de 2012

retorno (“como si el barco fuese un pliegue del mar”)

Repetí el 1 de enero, otra vez, el rito de comienzo de año que me asegura. Fui hasta el mar, me iluminé de nuevo recordando a Ungaretti, y volví a encontrar la eternidad de Rimbaud. Retorno a la Marina.

Denia, Marina alta, 01/01/12