domingo, 27 de febrero de 2011

mutaciones (otra vez)

El gusano del desierto sigue horadando: Túnez, Egipto, ahora Libia. Y lo que pensamos para Túnez y Egipto ya no sirve para Libia.

Brecht tituló De la necesidad de interrogarse sobre las ideas del mismo modo que uno se interroga sobre los utensilios uno de los aforismos que atribuyó a Me-Ti:

“Me-Ti dijo: Cuando en una excavación se encuentran piezas de bronce o hierro surge la pregunta: ¿Qué clase de utensilios fueron éstos en su tiempo? ¿Para qué servían? De las armas se extrae la conclusión de que hubo luchas; de los ornamentos, de que hubo comercio. Se conjeturan calamidades y posibilidades de todo tipo.
¿Por qué no se hace lo mismo con las ideas de tiempos remotos?”

El viejo topo ha sabido mudar a gusano del desierto. ¿Y el Gran Método?