domingo, 15 de junio de 2008

el retorno del dr. wagner

Como, lejos de Valencia por dos meses, me voy a perder la tercera parte de El anillo de los Nibelungos con la coreografía entre física y virtual de La Fura dels Baus, para compensar, el viernes 13 me fui al Arena México a ver un programa completo de lucha, en el que se anunciaba el retorno de Dr. Wagner.

El programa traía tres eventos de tríos con la participación nada menos que de Stuka, Máscara Púrpura y Flash vs Arkangel, Loco Max y Skandalo; El Sagrado, El Valiente y Grey Shadow vs Averno, Mephisto y Ephesto; el retorno de Dr. Wagner, el Galeno del Mal, el más aclamado por las masas, con El Volador y La Sombra vs Atlantis, Último Guerrero y Rey Bucanero; el campeonato mundial de tercias, en el que se enfrentaban el controvertido Místico, acompañado de Dos Caras Jr. y Blue Panther, a Héctor Garza, La Máscara e Hijo del Fantasma; y, para terminar, el espectáculo “Infierno en el ring”, lucha en jaulas cabelleras vs cabelleras, en el que se enfrentaban dos equipos de cinco luchadores y acabó perdiendo la cabellera Heavy Metal, ante los temibles Perros del Mal. Perdiendo la cabellera literalmente: Heavy Metal llevaba el pelo largo hasta los hombros y, derrotado, él mismo se agarró la melena haciendo una coleta, se la cortó con unas tijeras y se la entregó a El Texano, representante de Perros del Mal, que se subió hasta lo más alto de la jaula para enarbolarla dando gritos de victoria, mientras el público rugía "pe-rro-pu-to, pe-rro-pu-to...". Y la cosa no quedó ahí: después le raparon la cabeza al cero...

Pero el espectáculo no estaba sólo en el ring (y alrededores, porque una característica de estos combates, o lo que sean, es que cada poco se salen del ring y se pelean fuera): los alrededores del Arena México estaban convertidos en un tianguis en el que se vendían máscaras de todos los luchadores y otros abalorios. Uno de los amigos con quienes iba, a estos asuntos hay que ir en pandilla, serio en otras circunstancias, se compró una de Místico, se la caló y ató por la parte posterior de la cabeza, y entró con ella puesta. Yo buscaba la del Dr. Wagner, pero se puso a diluviar y me quedé sin máscara. Desenmascarado.

Éste es el tal Místico:



















Y éste el Dr. Wagner, que retorna eternamente:


Para quien quiera iniciarse, éste es un buen lugar: http://www.losluchadores.info/index.html.

La crónica oficial del espectáculo que presencié se puede ver en la página del Consejo Mundial de Lucha Libre: http://www.cmll.com/resultados/s_v_cmll.html